Caixabank, Fundación Montemadrid y AECC se unen para terminar con la pobreza que crea el cáncer

by

La Asociación Española contra el Cáncer (AECC) ha firmado un convenio con la Fundación Montemadrid y CaixaBank pernk satisfacer las necesidades básicas de las personas con cáncer quienes necesitan urgentemente apoyo financiero debido a la situación de emergencia sanitaria, social, económica y laboral que atraviesa la población afectada por esta enfermedad.

Para Julia Sánchez, directora de Sostenibilidad Económica de AECC, esta colaboración significa «mucho para nuestra organización porque el apoyo de entidades como la Fundación Montemadrid y CaixaBank es esencial para las personas con cáncer Quienes se encuentran en una situación de vulnerabilidad saben que no están solos y que hay muchas personas que trabajan para ayudarlos.«.

Por su parte, el subdirector general de Programas y Centros de la Fundación Montemadrid, Cristóbal Sánchez, afirma que «la falta de recursos económicos acentúa iltes situación de desprotección de las personas que padecen la enfermedad y esto es algo que podemos cambiarr, apoyando a la AECC, máxima referencia para todos en la lucha contra el cáncer, a través de este proyecto de Convocatoria de Acción Social que llevamos a cabo junto con CaixaBank«.

En la misma línea, Marta Ruiz, coordinadora de proyectos de acción social de CaixaBank en la Comunidad de Madrid Sur, incidió en “la importancia de apoyar, en la compleja situación actual, a los colectivos y asociaciones más vulnerables como AECC que desarrollan un trabajo fundamental y decisivo a nivel nacional para apoyar a los pacientes con cáncer«.

Más de 130.000 personas entran en situación de extrema vulnerabilidad cuando se diagnostica cáncer

El cáncer causa pobreza y desigualdad social

Según el estudio de la AEcc «Pobreza, COVID y cáncer: un triple frente para los más vulnerables», más de 130.000 personas atraviesan una situación de extrema vulnerabilidad cuando son diagnosticadas con cáncer. Disminución de ingresos, aumento de gastos, la imposibilidad de hacer frente a los gastos corrientes, llegar a fin de mes o sobrevivir con tan solo 400 € al mes son algunas de las consecuencias de esta enfermedad que provoca pobreza y desigualdad en España.

Del total de pacientes oncológicos en situación de vulnerabilidad, el 32% se encuentra en situación de incapacidad temporal o baja laboral, con una disminución del 25% en el salario mensual; El 12% son autónomos, aportando el 80% de la base mínima, pueden disponer de unos 400 euros mensuales para cubrir la jornada; El 11% está desempleado o en situación de ERTE y el 28% restante tiene una actividad laboral vinculada a la economía sumergida o fuera del mercado laboral normal. Una afectación que no recae solo sobre el pacienteMás bien tiene repercusiones en los hogares ya que la situación de los pacientes afecta a toda la familia.

En esta situación, La AECC se ha esforzado por ayudar a esta porción de pacientes en situación de vulnerabilidad y ha aumentado los servicios de atención social en un 14% de julio de 2020 a mayo de 2021, aumentando en más de un 50% el número de personas con vulnerabilidad al trabajo, con un total de 21.000. Durante este tiempo, las personas que solicitaron asistencia social a AECC necesitaron más recursos de la organización debido a la complejidad de sus situaciones personales.

Así, de 2018 a 2021, la AECC aumentó en 73% de sus ayudas económicas, 57% de solicitudes de vivienda y 38% de préstamos para productos de apoyo.

En Madrid, Durante 2020 se atendieron 15.056 beneficiarios, se realizaron 19.499 sesiones y se aumentó la ayuda económica a 458.137 euro, un 27% más que el año anterior.

Cobertura de las necesidades básicas de los pacientes oncológicos en riesgo de exclusión social

La aportación de Fundación Montemadrid y CaixaBank de 19.000 euros, como parte de su «Convocatoria de acción social 2020”, Está destinado al programa ‘Cobertura de las necesidades básicas de los pacientes oncológicos en riesgo de exclusión social’ que tiene como objetivo paliar el impacto económico que sufren algunas personas con cáncer y sus familias, ayudándoles a cubrir sus necesidades básicas, a hacer frente a los gastos derivados de la enfermedad, en aquellos casos en que la economía se vuelva insuficiente o inestable tras el inicio de la enfermedad, y asegurando las condiciones óptimas para la administración y adherencia de los médicos a la atención.

Teniendo en cuenta que la situación económica de muchas familias, antes de que les llegue un diagnóstico de cáncer, ya es delicada en sí misma, La interrupción de las actividades económicas cuando uno de los miembros se enferma conduce en muchos casos a despidos.s del principal jefe de familia, en la disminución de los ingresos por ingresos y en el aumento de los gastos, que afectan no solo la situación económica durante la enfermedad, sino que también comprometen su recuperación en todos sus aspectos (social, psicológico y de salud) .

Ayudas como la Fundación Montemadrid y CaixaBank habilitan la AECC Continuar trabajando para satisfacer las necesidades básicas de los pacientes en situación de vulnerabilidad social. en conceptos fundamentales como el pago de la residencia habitual y las prestaciones de ésta, alimentación, traslados a hospitales para recibir tratamiento, productos de higiene o medicamentos no financiados por el Sistema Público de Salud, pero necesarios para minimizar los efectos secundarios de los tratamientos.

Necesidades sociales de la persona con cáncer.

En 2020 se diagnosticaron 281.478 nuevos casos de cáncer en España, de los que 163.119 en hombres y 118.359 en mujeres. En la Comunidad de Madrid se han diagnosticado 37.371 nuevos casos de cáncer, mientras que en Castilla-La Mancha se han diagnosticado un total de 12.193 casos.

A menudo, el impacto psicológico de un diagnóstico de la enfermedad. se ve gravemente agravado por la presencia de problemas sociales y económicos derivado o acentuado de él, afectando no solo al paciente, sino también a toda la unidad familiar.

Entre estos destacan:

Reducción de ingresos económicos debido a posibles cambios en el lugar de trabajo. Resaltar problemas de adecuación laboral por pérdida de empleo, incapacidad para realizar un trabajo que conlleva fatiga excesiva, discapacidades temporales o permanentes o incluso falta de ingresos en el caso de pacientes autónomos con deudas a la seguridad social.

– Asunción de nuevos gastos derivados de la enfermedad: implantes capilares, transferencias a tratamiento, medicamentos, etc.

problemas físicos: Posible pérdida de habilidades básicas del paciente, temporal o permanente, que incide directamente en el desarrollo de las actividades básicas de su vida diaria, afectando su calidad de vida, así como el funcionamiento y estructura familiar.

Pérdida de relaciones sociales. y reducción de actividades recreativas.

Con el fin de reducir este impacto de la enfermedad en familias con mayor vulnerabilidad social, a través del programa de asistencia social AECC, Se ofrecen numerosos beneficios para asegurar la cobertura de las necesidades básicas durante el proceso de la enfermedad.d otorgando ayudas económicas, traslados, gastos de farmacia, asistencia domiciliaria, suministro de recursos mecánicos, etc., que tienen como objetivo paliar las necesidades sociales que surgen en el proceso de la enfermedad, adaptándolas a la particularidad de cada situación y con una concepción global la familia.

La AECC, 68 años de experiencia en la lucha contra el cáncer

La Asociación Española del Cáncer (AECC) es el organismo de referencia en la lucha contra el cáncer desde hace 68 años. Dedica sus esfuerzos a mostrar la realidad del cáncer en España, identificar áreas de mejora e iniciar un proceso de transformación social que permita corregirlas para lograr un abordaje global y multidisciplinar del cáncer. Está en su ADN estar al lado de las personas, por lo que su trabajo también está orientado a ayudarlos a prevenir el cáncer; estar con ellos y sus familias durante todo el proceso de la enfermedad si se diagnostica; y mejorar su futuro promoviendo la investigación del cáncer. En este sentido, a través de su Fundación Científica, la AECC aglutina la demanda social de investigación del cáncer, financiando programas de investigación científica oncológica de calidad a través de concursos públicos.D. Hoy es el organismo social y privado que más fondos destina a la investigación del cáncer: 79 millones de euros en 400 proyectos, en los que participan más de 1.000 investigadores.

La Asociación integra pacientes, familiares, voluntarios y profesionales que trabajan juntos para prevenir, sensibilizar, acompañar a los afectados y financiar proyectos de investigación del cáncer que permitan un mejor diagnóstico y tratamiento del cáncer. Estructurado en 52 delegaciones provinciales y presente en más de 2.000 localidades españolas, cuenta con cerca de 30.000 voluntarios, más de 500.000 socios y 1.007 profesionales.

Durante 2019, la Asociación Española Contra el Cáncer Ha tratado a 318.264 personas afectadas por la enfermedad.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad