Pillados haciéndose pasar por policías en Arroyo

by

La Policía Municipal de Arroyomolinos fue imputada ayer por la tarde, durante una jornada de patrulla, con Intervienen dos ocupantes de un vehículo que utilizaron vehículos policiales sin permiso para hacerse pasar por agentes. Lo que podría ser un juego o algún tipo de broma para los interesados, podría llegar a costar hasta 30.000 euros.

Los dos individuos se cruzaron, desafortunadamente para ellos, con verdaderos policías que detuvieron el vehículo y han requisado los artículos que usarían para parecer compañeros. Entre ellos estaba un luz policial giratoria retirada comúnmente utilizada por agentes de policía encubiertos en coches de civil.

La sanción pecuniaria oscila entre los 600 y los 30.000 euros

Los impostores, que no tenían antecedentes penales, fueron denunciados en virtud de la Ley de Seguridad Ciudadana 4/2015. El escrito condena el uso público e indebido de uniformes, insignias o condecoraciones, ya sean oficiales o réplicas, así como cualquier otro elemento que pueda generar engaño sobre la pertenencia de quien lo lleve a la policía o servicios de emergencia.

La pena mínima establecida por esa ley (conocida popularmente como Mordaza), es de 600 € y puede llegar a 30.000 en caso de infracciones graves. Incluso si la cifra puede llegar a los 600.000 euros si la persona comete un acto considerado muy grave.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad